El Blog de amplifica
Artículos de conocimiento para tu negocio

Picking y packing: ¿Qué significan estos conceptos y cuál es la diferencia?

El ámbito de la logística es uno de los que más ha crecido y más se ha nutrido de los avances tecnológicos a lo largo de los años. En este sentido y con el fin de optimizar sus procesos y ofrecer una mejor experiencia de usuario, han surgido dos conceptos que consideramos muy relevantes: el picking y el packing. A continuación, te contamos todo lo que debes saber sobre ellos y sus diferencias. 

¿En qué consiste el picking?

Si se toma su traducción del inglés, el picking hace referencia a la recolección y selección. Se trata, en particular, de un proceso de preparación de pedidos donde se eligen y recogen los productos de los distintos espacios de un almacén (las estanterías, los pasillos, etcétera). Luego, estos productos pasan a ser organizados como paso previo a su empaquetado y distribución. 

Actualmente, el picking se basa en cuatro fases fundamentales. Estas son:

  • La preparación: consiste en la recolección de datos y entrega de órdenes clasificadas, como así también la preparación de carretillas, palets y carros.
  • El recorrido: se desenvuelve desde la zona de operaciones hasta la ubicación de los productos y entre las diferentes ubicaciones.
  • Extracción: hace referencia a la adquisición de los productos desde sus respectivos puntos para su traslado hacia el punto de recuento y tratamiento.
  • Verificación: finalmente, se trata del control, tratamiento, acondicionamiento y embalaje de los productos. 

Los tipos de picking

Hoy en día, gracias a los avances en materia tecnológica para la logística, podemos decir que existen tres grandes tipos de picking: el manual, el automático y el mixto.

El picking manual es el que se ejecuta directamente por las personas. Por el contrario, el automático es el que es llevado a cabo por máquinas de robótica industrial. En cambio, el picking mixto es el que combina ambas partes, con sistemas automatizados pero también acción y control humano.

¿Por qué el picking es importante?

Ciertamente, el picking es una de las partes más importantes del proceso de preparación de pedidos para su posterior distribución y entrega a los compradores. Llevar a cabo adecuadamente esta tarea es fundamental para garantizar que la cadena logística funcione de forma efectiva y que las entregas puedan ser lo más eficaces y veloces posible. 

¿De qué se trata el packing?

Por su parte, cuando hablamos del packing, estamos haciendo referencia al proceso de embalado y envasado de los productos. Es decir, al proceso posterior al picking. 

Un punto muy importante al hablar de packing es identificar las diferencias entre empaque, envase y embalaje. Mientras que el envase es lo que contiene cada producto en particular, el empaque es la caja en la que se colocan los productos envasados, compartiendo varias unidades en el mismo empaque. Por su parte, el embalaje hace referencia a la acción de unificar para el transporte varias unidades de productos ya empaquetados.

Los tipos de packing

En lo que respecta a los tipos de packing, también podemos destacar tres: el packing primario, el secundario y el terciario.

El packing primario refiere al que está en contacto directo con el producto, mientras que el secundario es el que se encarga de la obtención de varios productos iguales. Y, por otro lado, el packing terciario es el que está destinado específicamente al transporte de conservación de los productos en cuestión.

¿Por qué el packing es importante?

El rol del packing es el de proteger a los productos de los factores externos, como así también de daños que puedan sufrir a lo largo de los traslados o de su manipulación durante estos. De lo que se encarga, particularmente, es de garantizar que los productos lleguen en buen estado a sus usuarios a través de empaques y embalajes adecuados para cada caso. 

¿Cuáles son las diferencias entre el picking y el picking?

Ya hemos visto anteriormente en qué consiste cada uno de estos conceptos, tan importantes en la actualidad en el mundo logístico. Ahora, es importante identificar adecuadamente cuáles son las diferencias entre ambos, para poder entender cómo se complementan.

Las principales diferencias que podemos destacar entre el picking y el packing son las siguientes:

  • El picking siempre es un proceso previo al packing y es lo que hace que este sea posible.
  • El packing no necesariamente requiere de desplazamientos, ya que se encarga del trabajo de envasado, empaquetado y embalaje; el picking incluye recorridos alrededor de los espacios de almacenamiento para la obtención de los productos que luego llegarán al packing.
  • En el picking no entran en juego materiales adicionales que sí son necesarios en el packing (envases, material de embalaje, etcétera).
  • En el packing se hacen verificaciones del peso y el volumen de los productos que en el picking no.
  • En el packing, finalmente, se añade una identificación a los pedidos empleando un código de barras. En el picking, en cambio, el producto no es todavía un pedido tratado.

¿Cómo se vinculan el picking y el packing?

Finalmente, para comprender mejor estos conceptos, es importante entender cómo estos se vinculan. En este sentido, se debe tener en cuenta que no estamos hablando de conceptos separados entre sí, sino de dos áreas interrelacionadas que inciden en la satisfacción de los clientes que compran un producto.

Por eso, podemos afirmar que el picking y el packing son complementarios y refieren a la recolección, selección, clasificación, envasado y empaquetado de productos para su traslado desde los almacenes hasta el punto de entrega. Ambos representan tareas de vital importancia para el proceso logístico, debido a que un inconveniente en su funcionamiento puede implicar entregas incorrectas, retrasos o daños en las mercancías. Por eso, apostar a un desarrollo efectivo en ambas áreas es fundamental para toda empresa logística. 

Únete a la comunidad de más de 500 emprendedores que van a la delantera en el mundo de las ventas online
Oops! Something went wrong while submitting the form.
La logística inversa busca equilibrar el riesgo entre el comprador y el vendedor, al reducir la incertidumbre y los costos que el comprador normalmente asumiría al comprar online. La logística inversa permite el ofrecimiento de devoluciones y cambios directo en el domicilio del comprador, mejorando las tasas de conversión de los e-commerce y generando más fidelización de los clientes.